Tapachula, en el caos; alcaldesa Urbina delira

• A merced del hampa y de la pandemia, la ciudad navega sin control

Tapachula. – Presunta corrupción institucionalizada, una ciudad en el más completo abandono y a merced del hampa, calles en deplorables condiciones, parques públicos sitiados de haitianos y una alcaldesa que con la política del “dejar pasar, dejar hacer” ya sueña con que también puede ser gobernadora, es el panorama desolador en Tapachula. –

Puerta de entrada y salida a Centroamérica, la otrora Perla del Soconusco que antes se engallaba con ese apelativo, hoy permanece envuelta en la violencia, el vicio y la prostitución. –

Cuestionada por un triunfo bajo sospecha, la presidenta municipal Rosa Irene Urbina Castañeda, da muestras de no importarle ni las condiciones ni el futuro de Tapachula. Ella divaga con la loca y tonta idea de que será gobernadora. –

Cuando empezó su mandato tras la muerte del añorado y recordado doctor Oscar Gurría Ordóñez, en Tapachula era peligroso transitarla de noche. Hoy es peligroso de día y de noche porque la alcaldesa no se preocupa ni ocupa en diseñar políticas públicas en materia de seguridad, de tal suerte que es el hampa la que gobierna en Tapachula. –

Urbina todavía no aclara ante los órganos competentes ni ante la opinión pública de dónde obtuvo recursos para promocionar su imagen pública cuando, siendo presidenta municipal interina, en 2020 ya andaba en abierta campaña a la presidencia municipal de Tapachula. –

En los recibos de agua, en la cuenta oficial de Facebook del ayuntamiento y en sendas mantas que aparecieron por la ciudad, se exhibía a una Rosa Irene riendo a mandíbula suelta. –

El 30 de abril de 2020, el IEPC la emplazó a retirar toda la propaganda personalizada dándole un término de 48 horas. Dicho Instituto prometió una investigación, pero, hasta ahora, no la ha hecho. –

PANDEMIA
La alcaldesa Urbina ha sido cuestionada duramente por los tapachultecos debido a su apatía en el manejo de la pandemia, en contraste a las políticas gubernamentales a nivel estatal.

Tapachula ha liderado los más altos índices de la enfermedad no sólo porque es un paso obligado de Centroamericanos y de otras naciones, sino precisamente por la falta de medidas y de protocolos de salud por parte del ayuntamiento que presidente Urbina Castañeda. –

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!