Tercera Guerra Mundial: ¿Con quién debería aliarse México, China o Estados Unidos?

Un experto en estudios México-Estados Unidos nos aclara con quien debería hacer alianzas el gobierno en caso de una guerra

En redes sociales se ha vuelto tema de conversación la posibilidad de que haya una Tercera Guerra Mundial en la que intervengan China y Estados Unidos, por ellos los internautas se preguntan, ¿con quién debería aliarse México en caso de un conflicto armado? Para resolver esa duda en El Heraldo Digital entrevistamos a un experto que nos aclara las dudas sobre ese tema. 

La polémica visita de Nancy Pelosi a Taiwán a principios de agosto de 2022 agravó la tensión entre China y Estados Unidos, pues representó una supuesta muestra de apoyo a la democracia de la isla, siendo calificada como ‘extremadamente peligrosa al no respetar los acuerdos políticos. 

Antes y durante el viaje de la funcionaria a la isla asiática, el gobierno chino respondió realizando ejercicios militares como control del espacio aéreo entre ambos territorios, lanzamiento de misiles de corto y largo alcance; los cuales fueron correspondidos por Taiwán con la activación de sus sistemas de defensa y patrullaje de aviones.

¿Con quién tendría que aliarse México en caso de guerra? 

De acuerdo con expertos las posibilidad de un conflicto bélico de escala mundial traería devastadoras consecuencias económicas para el mundo y desde luego para México, pues la economía nacional ya se ve afectada por el aumento de precios de insumos básicos como el maíz y trigo básicos para la alimentación de los mexicanos. 

El Maestro en Estudios México-Estados Unidos, Julio César Peña Vega, responsable del Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la FES Acatlán explicó para El Heraldo Digital que «estamos ante una situación de cambio o transición en el plano internacional. Este plano internacional que también puede señalarse como un sistema internacional, está transitando hacia una dinámica multipolar. Esto quiere decir que existen diferentes con el suficiente poder económico, político y militar para tener una influencia importante en las políticas regionales y mundiales».

Difícilmente México sería un aliado militar de Estados Unidos por iniciativa propia si su integridad y seguridad nacional no se vieran comprometidas. La política exterior mexicana se caracteriza por su neutralidad y el uso de la diplomacia. Esto no solamente proviene de un idealismo, sino que ha sido parte de la propia supervivencia del Estado mexicano desde su independencia. La diplomacia y el impulso a la formación de acuerdos y de organizaciones internacionales, se ha utilizado con el fin de fortalecer la independencia y soberanía de México desde el siglo XIX.

El especialista en relaciones México-Estados Unidos explica que «en cuestión de un cierto beneficio, este podría darse en un escenario en el que el conflicto sea favorable para Estados Unidos y que su economía demande recursos y productos de la economía mexicana, justo como se dio en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, no sería necesaria una alianza o intervención militar mexicana para tener esta posibilidad. Ante una mayor demanda del mercado estadounidense, este país probablemente recurra a sus dos socios comerciales, Canadá y México».

¿A México le convendría aliarse con China? 

México posiblemente busque mantener y sostener su neutralidad en un escenario de un conflicto mundial. Por otra parte, el nivel de interdependencia e interrelación entre México y Estados Unidos representaría un mayor impacto negativo hacia México en caso de que opte por distanciarse políticamente de EU en un escenario de conflicto mundial. Tan sólo en la parte económica, un conflicto político con el país vecino puede representar una crisis económica para México. Su estabilidad se vería fuertemente afectada. Este nivel de interdependencia no lo tiene con otro país en el mundo.

Fuera de un contexto de conflicto, a México le puede convenir una mayor relación económica y comercial con China ya que podría diversificar su mercado y obtener una mayor cantidad de inversiones.
 

Geopolíticamente, ¿cuál es el papel de México con relación a Estados Unidos?

México mantiene una política pacifista. Foto: Pixabay

En caso de un conflicto armado a nivel mundial la posición geopolítica de México está determinada por los siguientes factores:

  • Su ubicación geográfica privilegiada con 11,122 km de litoral continental con acceso a dos océanos y que puede vincular, por ejemplo, tanto a Europa como a Asia. Como sucedía en la época colonial.
  • Sus recursos naturales entre los que destacan los energéticos y los minerales como el litio.
  • Su red de tratados comerciales y en particular su pertenencia al T-MEC, lo que le permite la entrada al mercado estadounidense.
  • Su pertenencia a dos subregiones del continente americano: América del Norte y América Latina. La primera en el aspecto económico y comercial y la segunda por su cercanía cultural y social. Ambas le permiten una presencia importante en todo el continente.
  • La vecindad con Estados Unidos, la principal potencia mundial, con quien comparte 3,152 km de frontera.
  • Este último punto es importante en un posible escenario de conflicto mundial. Si bien históricamente la vecindad con Estados Unidos ha significado un intervencionismo de dicho país en los asuntos internos de México, también significa que, lo que sucede en México, representa un aspecto de seguridad nacional para Estados Unidos.
     

¿Cómo surge el conflicto entre China y Estados Unidos?

Fue en 1927, cuando estalló la guerra civil china y en donde se enfrentaron el Partido Comunista, entonces liderado por Mao Zedong, y el Movimiento Kuomintang del militar y político Chiang Kai Shek. En este conflicto, que se extendió hasta 1949, el Partido Comunista salió victorioso y tomaron el control del territorio continental para proclamar la República Popular China, por lo que Chian Kai Shek y su ejército se exiliaron en la isla de Taiwán, donde se auto reconocieron como la ‘Legítima’ República de China.

Esto los llevó a una separación, y con dos gobiernos chinos en la jugada, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció a la China continental como la única desde 1971; y aunque Taiwán se define como un estado soberano, no se han independizado formalmente. Por ello, el gobierno chino considera a la isla como una ‘provincia rebelde’ que no se ha querido unir bajo un mismo estatuto a pesar de varios intentos.

Y a pesar de que desde Pekín seguían considerando a Taiwán como parte de una sola China unificada, los movimientos revolucionarios a favor de la democracia de la isla rompieron lazos formando dos bandos. Por una parte, la búsqueda de la independencia y reconocimiento de un estado soberano, y del otro lado, ser un solo país bajo un solo estatuto político.

Por ello, desde entonces hay una fuerte tensión política y militar entre ambas naciones, con Estados Unidos como ente clave y un espectador ‘no activo’ que podría ser el detonante de un conflicto internacional.

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!