Terrorismo: Niños afganos, víctimas de ataques y ahora al acecho de los talibanes

La violencia en Afganistán y en su capital va en aumento desde que los talibanes llegaron a apropiarse de casi todo el territorio afgano. 

El pasado 8 de mayo, decenas de muertos y heridos fueron el resultado de un ataque terrorista contra una escuela secundaria en Kabul, la capital de Afganistán

La cifra de víctimas fue de cerca de 70 personas y más de 160 heridos

La mayoría de las víctimas eran niñas de entre 11 y 15 años de edad, ya que la escuela, del barrio Dash-e-Barchi, estaba en un turno solo para alumnas. 

En su momento, el presidente Ashraf Ghani culpó a los insurgentes talibanes sin ninguna prueba, pese a que dicho grupo ya se había deslindado del ataque. 

Por su parte, el portavoz Talibán, Zabihullah Mujahid, le dijo a los medios de comunicación que solo el Estado Islámico podría ser responsable de un crimen tan atroz. 

En octubre del año pasado, otro centro educativo del mismo barrio dejó un saldo de 24 muertos y 57 heridos, mientras que en mayo un atentado en una maternidad provocó la muerte de 16 personas.

La violencia en Afganistán y en su capital va en aumento desde que los talibanes llegaron a apropiarse de casi todo el territorio afgano. 

¿Qué es el terrorismo? 

Por terrorismo se entiende comúnmente a los actos de violencia dirigidos contra los civiles procurando objetivos políticos o ideológicos. En términos jurídicos, aunque la comunidad internacional aún no ha adoptado una definición general de terrorismo, en declaraciones, resoluciones y tratados «sectoriales» universales vigentes relacionados con aspectos concretos del terrorismo que se definen en ciertos actos y elementos básicos. 

En 1994 la Asamblea General aprobó la Declaración sobre medidas para eliminar el terrorismo internacional en su resolución 49/60, en cuyo párrafo 3 señaló que el terrorismo incluye «actos criminales con fines políticos concebidos o planeados para provocar un estado de terror en la población general en un grupo de personas o en personas determinadas», y y que estos actos son «justificados en todas las circunstancias, bajo cualquiera que sean las consideraciones políticas, filosóficas, ideológicas, raciales, étnicas, religiosas o de cualquier otra índole que se hagan valer para justificarlos». 

Diez años más tarde el Consejo de Seguridad, en su resolución 1566 (2004), se refirió a «actos criminales, inclusive contra civiles, cometidos con la intención de causar la muerte o lesiones corporales graves o de tomar rehenes con el propósito de provocar un estado de terror en la población en general, en un grupo de personas o en determinada persona, intimidar a una población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de realizarlo». 

Posteriormente, ese año, el Grupo de alto nivel sobre las amenazas, los desafíos y el cambio describió el terrorismo como «cualquier acto… destinado a causar la muerte o lesiones corporales graves a un civil o a un no combatiente, cuando el propósito de dicho acto, por su naturaleza o contexto, sea intimidar a una población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo» e identificó algunos elementos clave, haciendo referencia a las definiciones que figuraban en el Convenio Internacional para la represión de la financiación del terrorismo y en la resolución 1566 (2004) del Consejo de Seguridad

Te puede interesar: Talibanes siembran el terror y disparan a civiles; hay 12 muertos y decenas de heridos, entre ellos un alemán

Inicios del terrorismo

La primera manifestación histórica de terrorismo se produjo en Palestina en el año 66 con los Sicarii, un grupo radical que luchó contra los romanos. Estos terroristas primitivos atacaban a sus enemigos en días festivos, cuando la multitud que se congregaba en Jerusalén les permitía actuar con mayor impunidad. 

De la palabra Sicarii, que provenía de la espada corta (sica) que escondía najo las túnicas, ha derivado la palabra sicario. Los que eran atrapados y condenados a muerte consideraban su ejecución un martirio glorioso que le abría las puertas del paraíso

Se cree que Mohamed Atta, debió tener una actitud similar al momento de estrellar el avión contra la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York, en septiembre de 2001. 

La secta de ‘Asesinos‘, una rama ismaelita del siglo XI, presentaba las mismas características mesiánicas que los alucinados Kamikazes de Al Qaeda. Su líder espiritual, Hassan Sabbah, también conocido como «El Viejo de la Montaña», proporcionaba hachís a sus hombres para anticiparles los placeres de un paraíso celestial al que accederían tras cometer actos terroristas suicidas. 

El uso del cannabis hizo que esta secta ismaelita fuera llamada hachachín, un término que los cruzados franceses que merodeaban por Oriente Próximo convirtieron en assassin, de donde deriva la palabra asesino

Pero el terrorismo tal y como se conoce en la actualidad, nación en el siglo XIX, al mismo tiempo que apareció el telégrafo y se desarrolló la prensa escrita. 

Es importante recordar que el éxito de una operación de este tipo depende casi por completo de la publicidad que reciba, algo que saben muy bien los dirigentes de Al Qaeda y el Estado Islámico, cuyos actos buscan el mayor impacto mediático. 

«En los principios de la revolución», manifiesto publicado en 1869Bakunnin promulgó una de las máximas del terrorismo moderno: ‘Los revolucionarios han de mostrar indiferencia hacia las lamentaciones de los condenados y no han de aceptar ninguna componenda’. 

Un buen revolucionario debía fingir ser quien no era, ser un soldado anónimo. Unos rasgos que encajan a la perfección con el perfil psicológico de Carlos “el chacal”, cuyo verdadero nombre es Ilich Ramírez, famoso acusado de más de 80 asesinatos y que finalmente fue detenido y encarcelado por la justicia francesa.

«Si tienes que dinamitar la mitad de un continente y derramar un océano de sangre con el fin de destruir a 1 millón de bárbaros, no tengas escrúpulos de conciencia», afirmó el radical alemán Karl Heinzen (1809- 1880) en su ensayo “Asesinato”.

Algo parecido promulgó Osama Bin Laden el 7 de octubre de 2001, días después del terrible atentado contra las torres gemelas.

“Dios ha bendecido a un grupo de musulmanes para que destruyan América e imploramos a Alá que eleve su rango y les conceda un lugar en el cielo». 

El hombre que por años, fue el más buscado del mundo, afirmó que esto es ataque suicidas repetirían en cualquier país que siguiera los pasos del gobierno estadounidense. El 2 de mayo de 2011, un comando de las fuerzas especiales de Estados Unidos ejecuto a tiros a Bin Laden en Pakistán.

Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. 

«El terrorismo en todas sus formas y manifestaciones sigue siendo un desafío mundial que provoca daños duraderos a las personas, las familias y las comunidades. Estas cicatrices son profundas y, aunque pueden atenuarse con el tiempo, nunca desaparecen». Antonio Guterrez.

Los actos de terrorismo que propagan una serie de ideologías del odio, hieren, dañan y matan a miles de personas inocentes cada año. 

Ante este escenario, las víctimas de terrorismo luchan para que se escuchen sus voces, apoyen sus necesidades y se respeten sus derechos. Sin embargo, a menudo se sienten olvidadas y abandonadas una vez que se atienden sus necesidades inmediatas.

A esta situación se suman los pocos recursos de los Estados Miembros y su capacidad para satisfacer las necesidades a medio y largo plazo, no contribuyen a lograr su total rehabilitación. Para lograr, se necesita un apoyo multidimensional a largo plazo, que incluya medidas físicaspsicológicassociales financieras, elementos indispensables para su total y plena integración a la sociedad.

La Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 21 de agosto como el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas de Terrorismo, a fin de honrar y apoyar a las víctimas y los supervivientes del terrorismo así como promover y proteger el goce pleno de sus derechos humanos y libertades fundamentales.

De acuerdo con la conmemoración de este día, es indispensable recordar que las víctimas y los sobrevivientes a menudo enfrentan retos en la búsqueda por justicia. Estos deben incluir dificultades para acceder a la información antes, durante y después del proceso criminal, así como la falta de coordinación o mecanismos apropiados, con sensibilidad de género Y de edad, para proporcionar apoyo médico, financiero o psicosocial a largo plazo. 

De acuerdo con cifras de las Naciones Unidas podemos encontrar que en 2017, casi tres cuartas partes de todas las muertes causadas por el terrorismo se produjeron en cinco paísesAfganistánIrakNigeriaSomalia, y Siria.

Años llenos de Terror

2011

El 11 de septiembre de 2001, 19 hombres secuestraron cuatro aviones comerciales estadounidenses cargados de combustible que se dirigieron a varios destinos en en la costa oeste. En total, 2 mil 977 personas murieron en los ataques terroristas en la ciudad de Nueva YorkWashington y en las afueras de Shanksville, Pensilvania.

El ataque fue orquestado por el líder de Al QaedaOsama bin Laden

2015

Al iniciar el 2015, uno de los ataques terroristas que más llamó la atención de los medios del mundo, fue el realizado contra la revista Charlie Hedbo (7de enero), Durante el cual La capital francesa fue si tirada durante 56 horas por un Cuarto episodio que involucra extremistas islámicos de células que respondían a los grupos al caída y Estado islámico. El episodio se llevó la vida de 22 personas19 víctimas y tres terroristas abatidos por la policía.

El 2015 aún no llegaba a su fin y el viernes 13 de noviembre quedó marcado en la Historia debido a los terribles atentados terroristas llevados a cabo en París, y su suburbio de Saint-Denis. Los ataques fueron perpetrados en su mayoría por atacante suicidas islamitas en los qué murieron 137 personas y otras 415 resultaron heridas.

Un tiroteo en el restaurante Petit Cambridge, se saldó con al menos cuatro muertos. Un segundo tiroteo tuvo lugar en el teatro Bataclan, con al menos 100 rehenes. Y cerca del estadio de Francia una explosión dejó al menos 10 muertos y varios heridos. La autoría de los ataques fue reivindicada por la organización Yihadista del Estado Islámico.

2017

Otro ataque importante ocurrió el 22 de mayo de 2017, donde se produjo una explosión en el Manchester Arena, Ciudad de Manchester en Reino Unido, al final de un concierto de la cantante estadounidense Ariana grande, como parte de su tercera gira: Dangerous Woman Tour.

La explosión se produjo el rededor de las 22:33 hora local, provocando 22 muertes y 116 heridos. Las noticias oficiales informaron que un hombre improvisó en lo que fue un ataque suicida

Al día siguiente, el Estado islámico de Irak se autoproclamó autor de la tentado. Éste acontecimiento ha sido el más mortífero en el Reino Unido desde los atentados del 7 de julio de 2015 en la capital londinense.

El Heraldo de México

Más artículos
Dama es atropellada en el libramiento norte en Tuxtla Gutiérrez.
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!