Unidad de SpaceX impactará en la Luna, ¿cuáles serán las consecuencias?

Los astrónomos esperan que al menos el choque cree un cráter que arroje información sobre la geología lunar.

Recientemente se dio a conocer que una unidad de SpaceX, lanzada en 2015, chocará con la Luna. Se trata de una Falcon 9 de cuatro que entró en una órbita inestable y que se quedó sin combustible para regresar a la Tierra luego de una misión; viaja a una velocidad de 9 mil 300 kilómetros por hora y en las próximas semanas impactará en suelo lunar, ¿tendrá esto consecuencias graves?  

Bill Gray, el creador del software de astronomía Guide que se usa para monitorear objetos cercanos a la Tierra, aseguró que el evento tendrá lugar el próximo 4 de marzo, pero aún se desconoce en qué parte del satélite ocurrirá, pero incluso la fecha podría estar errada, ya que la forma cilíndrica larga del objeto produce ambigüedades en los datos. 

El Falcon 9 es un vehículo de lanzamiento parcialmente reutilizable de dos etapas diseñado y fabricado por SpaceX. Usa como propelentes queroseno para cohetes densificados y oxígeno líquido. La misión de la unidad referida era llevar el Observatorio de Clima de Espacio Profundo (DSCOVR) a un punto remoto en el espacio

¿Qué consecuencias podría ocasionar?

Los astrónomos esperan que la unidad Lunar Reconnaissance Orbiter pueda encontrar el cráter o incluso capturar el momento del impacto. Este será el primer impacto no intencional de basura espacial, lo cual levanta interés científico, pues el hoyo que quede del choque podría revelar información de la geología lunar. Sin embargo, Jonathan McDowell, un astrofísico de la Universidad de Harvard, sostuvo que. «Ya sabemos qué pasa cuando los objetos golpean la Luna, no hay mucho nuevo qué aprender”. 

La basura espacial será un problema más grave en el futuro, hace unos meses Jake Abbott, profesor de robótica de la Universidad de Utah, aseguró que la Tierra podría generar anillos similares en apariencia a los de Saturno pero de pura basura. 

Los residuos espaciales, también conocidos como ‘debris’, son un tipo de polución antropogénica, la cual podría incrementarse cuando comience el turismo espacial; en la actualidad se produce por las misiones y lanzamientos de nuevos satélites. Se calcula que en la actualidad hay más de 27 mil piezas de escombros grandes detectables. 

El Heraldo de México

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!