Urge Papa parar expulsión de migrantes y protegerlos

Ejemplifica crisis con el caso de miles de libios que huyen a Europa; llama a la comunidad mundial a generar alternativas a la detención de ilegales; revelan alza de agresiones sexuales contra indocumentadas en América

El Papa Francisco llamó a detener la expulsión de migrantes al admitir que estas políticas gubernamentales son inhumanas y provocan un grave sufrimiento, pues estas personas vulnerables son devueltas a condiciones de inseguridad de las que huyeron.

Luego de expresar su solidaridad con los refugiados en el mundo, sostuvo que con estas acciones se expone al sector al riesgo en el que vivían y exhortó a todos los países a atender de mejor manera los flujos migratorios al evitar rechazarlos, optar por alternativas tanto en los protocolos de rescate como en los de arresto, facilidades en trámite de asilo y promesas duraderas y certeras.

Desde la Plaza de San Pedro, en Roma, aseveró que los indocumentados buscan protección y después de enfrentarse a travesías peligrosas por mar, como ocurre para llegar de África a Europa, o vía terrestre, en otras regiones, se vulnera a los indocumentados que anhelan un cambio de vida.

Ante esta crítica situación, advirtió “necesitamos dejar de enviarlos de regreso a países inseguros y dar prioridad a la salvación de vidas” y ejemplificó estos hechos con la situación de miles de libios que buscan adentrarse en la Unión Europea, región que alberga a casi la tercera parte de los indocumentados a nivel mundial, con hasta 87 millones de extranjeros de más de 200 millones, catapultándose como la zona con más extranjeros asilados según un informe de 2020 de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), mismo que desvela que tan sólo en las últimas dos décadas creció más de 60 por ciento el éxodo mundial al pasar de 174 millones de inmigrantes en el 2000 a 281 millones el año pasado, cifra que sigue en ascenso, pese a la pandemia de Covid.

La Razón

error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!