Víctimas advierten sobre un grupo de defraudadores, el Cártel Inmobiliario de Chiapas

– Se les agota la suerte a defraudadores de chiapanecos

Dicen que “la suerte del delincuente no es para siempre” y ese parece ser el caso de Gustavo “F”, Erick “R” y Viviana “Z”, quienes durante años han cometido fraude por alrededor de 500 millones de pesos a través de sus empresas constructoras e inmobiliarias tales como “GCI Constructora”, “Urban Group”, Grupo Constructor Líneas del Sur”, “Grupo Inmobiliario Tu Casa en el Sureste” y “Colinvi”.

Luego de un historial delincuencial que tiene sus inicios en 2017, hoy por fin la sociedad chiapaneca siente alivio y esperanza en que la justicia alcanzó a estos estafadores, pues se cuentan por docenas las víctimas engañadas por estos vivales quienes en contubernio con algunos Notarios Públicos de Chiapas que están siendo investigados y funcionarios del Registro Público de la Propiedad, como el Delegado Leonardo Daniel López (de quien se dice tiene orden de aprehensión), quien ayudó a falsificar y alterar a diestra y siniestra certificados de libertad de gravamen y se convirtió en su socio, al desaparecer legajos de los expedientes y manipular el sistema con el que opera el registro público de la propiedad y del comercio, esto para mantener en el engaño a los usuarios.

Además, entre los tres señalados hacen la simulación de compradores y vendedores legítimos de los terrenos y propiedades de las que se han hecho de mala fe, y así tratar de encubrir los rastros de su ilegal proceder.

No estaría de más que los apoderados legales de instituciones bancarias estén atentos y revisen de nueva cuenta contratos suscritos con estos tres rufianes de cuello blanco, pues es de dominio público su modus operandis de vender una propiedad a un particular y luego, aun cuando éste la siga pagando o ya la haya terminado pagar, la hipotecaban en algún banco y el dueño legítimo se encontraba con que su casa ya no le pertenecía y todavía le debían dinero al banco; dinero que estos tres vivales ya habían cobrado también.

Pero no solo delinquen contra particulares, pues tenemos el caso de la Fiduciaria Click, que no debería tener mayor problema en hacer valer su derecho sobre fraccionamientos de Tuxtla como “Santa Fe”, “Jardines de Matumaczá” y “Jardines de las Flores” donde “R” y “F” una vez más cometieron fraude, esta vez contra de dicha Fiduciaria.

Al respecto, resulta alarmante que estos tres delincuentes hayan timado a una empresa como “Click Seguridad Jurídica, Prestaciones de Servicios Fiduciarios y Financieros”, dirigida por su Directora General Cynthia Martínez Marín, con un impresionante currículum como abogada en el sector Fiduciario y que ha ejercido posiciones de responsabilidad en reconocidas firmas como HSBC, Banca Afirma, Afianzadora CBL Fiduciaria, ROEs Abogados, Despacho Ríos y de la Sierra, y AMICORP de México, y quién además cuenta en Click con el respaldo de Ricardo Castañeda Hernández, Director de Prevención de Lavado de Dinero, y Mario Alberto Garza Godínez, Director de Intermediarios Financieros; es decir, si Flores y Romero timaron, en complicidad con Notarios y Funcionarios, a estos expertos, amén de instituciones financieras, qué le espera al confiando particular que de buena fe va y les compra una propiedad.

Además, afectados que siguen de cerca las fechorías de “R”, “F” y “Z”, advierten tener mucha atención con quien o quienes vayan a comprar propiedades en “La Vista” y un nuevo desarrollo por “Bonanza”, pues estos defraudadores fungen o más bien fingen como intermediarios o dueños, lo que pone en riesgo el patrimonio de quien desee adquirir un predio ahí.

En junio de este 2022, Erick “R” fue por fin vinculado a proceso por primera vez y fue gracias a que el Gobernador Rutilio Escandón y el Fiscal Olaf Hernández tomaron cartas en el asunto ante la gravedad del desfalco patrimonial que han cometido a tuxtlecos que de buena fe “gastaron sus ahorros de años en un patrimonio” y a cambio solo han obtenido estafa y dolores de cabeza.

Antonio Flores, abogado que representa a Erick “R”, promovió un amparo contra la vinculación a proceso como mera estrategia para ganar tiempo.

Ahora lo único que falta para que se expida justicia es que Erick “R” deje de escudarse tras una supuesta enfermedad por Covid, la cual fue diagnosticada por un doctor cuyo consultorio no existe ni presenta Cédula Profesional, y que le ha dado más de dos meses de libertad incondicional al imputado, mientras las víctimas tienen que seguir pagando sus platos rotos, y vendidos.

Ojalá que otras víctimas denuncien para que no sigan estos actos que dejan en el desamparo a muchas familias de Chiapas. Gracias por su atención.

Vía Agencia55

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!