Vigilan en Estados Unidos a Guardia Nacional para que de ahí no haya ataques

Please log in or register to like posts.

A horas horas de que Joe Biden tome juramento como el presidente número 46 de Estados Unidos, prevalece un ambiente de nerviosismo en Washington que se dejó ver, luego de que una falsa alarma por un incendio en inmediaciones del Capitolio obligó a detener los ensayos de la investidura del demócrata.


Luego de la toma violenta al Capitolio del pasado 6 de enero, el gobierno estadounidense se alista para blindarse con un fuerte plan de seguridad en el que el departamento de Defensa contará con el apoyo del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) para investigar a los 25 mil militares de la Guardia Nacional que participarán en el operativo.
No deja de llamar la atención que las instrucciones se dan a conocer un día después de que la agencia AP filtrara que autoridades temen que pueda haber algún tipo de ataque planeado desde las cúpulas internas; y aunque el secretario de Defensa interino, Christopher Miller se encargó de desechar lo difundido, aceptó que no habrá piedra sin remover para blindar la capital estadounidense.
“Como es normal en el apoyo militar a grandes eventos de seguridad, el Departamento examinará a los miembros de la Guardia Nacional que se encuentran en Washington DC. Aunque no tenemos información de inteligencia que indique una amenaza interna, no dejaremos piedra sin remover para asegurar a la capital”, afirmó.
Así que militares ya recibieron instrucciones para informar a soldados a su mando de notificar cualquier actividad que les parezca sospechosa.
“La Guardia Nacional también está brindando capacitación adicional a los miembros del servicio a medida que llegan a DC que si ven o escuchan algo que no es apropiado, deben informarlo a su cadena de mando”, señaló Miller.
Además de la militarización de la capital estadounidense, las vallas que resguardan el Capitolio tienen dos metros más de altura de lo acostumbrado, y fueron colocadas también en avenidas principales y edificios federales como prevención.
El blindaje de seguridad en Washington reflejan que sí hay temores ante una amenaza latente como han considerado a manifestantes radicales, quienes podrían representar una amenaza para el mandatario entrante.
Por ello, ayer no dudaron un instante en ordenar una evacución y el cierre del Capitolio antes de averiguar de qué se trataba el incendio que se registró a kilómetros del lugar.
El siniestro había surgido en un campamento de personas sin techo y el humo levantó una columna que hizo prender las alarmas en medio de un difícil clima político que se vive en la nación más poderosa del globo terráqueo.
Ciudadanía, con 8 años de residencia el presidente electo Joe Biden planea presentar un amplio proyecto de ley de inmigración el primer día de su administración, con la esperanza de brindar un camino de 8 años hacia la ciudadanía para aproximadamente 11 millones de personas que viven en Estados Unidos sin estatus legal, una enorme revés de las duras políticas de inmigración de la administración Trump.
La propuesta contempla una de las vías más rápidas para obtener la ciudadanía estadounidense para aquellos que viven en el país sin ningún tipo de estatus legal en los últimos años, pero no incluye el tradicional compromiso de una mayor seguridad fronteriza favorecida por muchos republicanos, lo que pone en duda que vaya a ser aprobada en el Congreso.

Por: LA RAZÓN ONLINE