Viralizar la fe: Heriberto García, el sacerdote que difunde el mensaje de Dios por TikTok

Apoyado por las redes sociales como TikTok, el sacerdote Heriberto García busca acercarse a los creyentes católicos, principalmente a los jóvenes.

Dios está en todos lados… hasta en las redes sociales. En momentos tan complicados en el mundo por cuestiones bélicas y de salud, algunas personas se han alejado de la fe, pero otras han reforzado sus creencias, apoyándose en las tecnologías.

De forma disruptiva, Heriberto García Arias, vocero y sacerdote de la Diócesis de San Juan de los Lagos, Jalisco, ha utilizado las redes sociales, principalmente TikTok, donde, en “onda con los chavos”, difunde la fe católica mediante videos, bailes y filtros.

En entrevista con El Financiero, el sacerdote explica que su trabajo se ha enfocado con los jóvenes, por lo que las herramientas tecnológicas han sido sumamente importantes para su labor.

“Comencé a subir videos y de ahí en adelante a contestar preguntas y a hacer todo lo que hasta ahora Dios me ha permitido hacer, que es solo proyectarme como persona, como sacerdote, dentro de las redes sociales. No implica tanto tiempo hacer videos, quizá jugar con los filtros, pero no me roba tanto tiempo, a eso me dedico, por corresponder a los jóvenes a través de estos caminos que es donde encontramos a adolescentes y jóvenes y que tanta falta hace la iglesia y que la palabra de Dios esté ahí”, asegura.

Si bien la cantidad de mexicanos católicos se ha reducido en los últimos años, entre los jóvenes aún persiste la necesidad de tener una conexión con la divinidad, aún en medio de tiempos con temas polémicos.

Quieren conocer la fe, conocer a Dios, porque hay muchas dudas, muchas cuestiones que ellos por otra parte han visto, y hay bastante información, lo que buscan es la verdad, al estar un sacerdote en las redes sociales automáticamente es el contacto directo con la iglesia y quieren responder todas sus dudas ahí, eso yo lo veo muy bueno porque todavía hay inquietud, todavía quieren conocer, les importa lo que diga la iglesia”, dice el sacerdote.

Un Padre muy charro

Heriberto García es aficionado a la charrería y ha tenido oportunidad de practicarle en el Rancho “Los 3 Potrillos”, de la familia de Vicente Fernández, y entre su historia se encuentra que antes de ser sacerdote tenía una novia, pero su destino no estaba con ella, sino en unidad con Dios.

“Entro (al seminario) y me doy cuenta que Dios sí me llamaba, hay algo que se siente, que te sientes pleno, no sabes si vas a ser sacerdote pero tú quieres responder en ese momento, entonces no pesa tomar una decisión, no quiere decir que no me dolió dejar a mi novia, decirle que ya me iba a ir al seminario, pero normalmente uno elige lo que más le gusta, entonces obviamente eliges la que te cuesta menos trabajo porque renuncias a todo lo demás”, reconoce.

Tras recorrer el camino de la Iglesia Católica, llegó el momento de experimentar con la tecnología, y lo que comenzó como una simple transmisión de una homilía se transformó en un “hit” viral de las redes sociales.

A través de sus videos, el sacerdote no solo atiende las dudas de los jóvenes, pues ha logrado crear un vínculo con personas de todas las edades, quienes lo mismo le piden consejos, que le hacen preguntas controversiales, lo felicitan y hasta le llegan a “tirar la onda”.

Lo que trato de hacer es mantener el corazón en equilibrio, hay comentarios muy buenos que te pueden levantar, como muy malos que te pueden tirar al suelo, es mantener todo el tiempo en equilibrio el corazón, de saber que no estás perdiendo tu identidad, debes cuidar todo el tiempo eso. No me deben afectar porque al final estoy haciendo lo que tengo que hacer, ahí estoy trabajando, pero al mismo tiempo tranquilo porque sé que estoy haciendo lo correcto, lo que Dios me está pidiendo”.

La fe nos salvará

Los tiempos modernos, en medio de guerras, pandemias, confrontaciones eternas en redes sociales y la diversificación de religiones y sectas han provocado la disminución de fieles católicos y de creyentes.

Sin embargo, el Padre Heriberto considera que la única manera de revertir estos momentos complejos es a través de la paz interna, para lo cual la Iglesia Católica debe acercarse más a las personas.

“En medio de todas estas situaciones que nos desestabilizan la verdadera paz viene de adentro, yo creo que lo que el mundo necesita es paz en el corazón, y claro esto va hacer que terminen las guerras y los egoísmos por esos intereses que pueda haber de por medio. Lo que se necesita es cuestionarse, es ver cómo estamos por dentro y algo a lo que yo podría decir que está influyendo bastante es el incremento del tiempo de todas las personas en las redes sociales, en donde hay tanta información y que pueden confundir una fe que quizás no está bien sólida”, señala.

En esta Semana Santa, el sacerdote invita a reflexionar y renovar la fe para tener una vida más tranquila.

“Es muy importante vivir estos días santos con mucha intensidad porque renovamos nuestra fe, algo que hace falta, necesitamos confiar. A través de estos días santos experimentamos el amor de Cristo de una manera muy palpable, Cristo ha venido para enseñarnos cómo amar, cómo entregarse, cómo servir, y al final inicia su reino así, entonces todos necesitamos un empuje, reiniciar nuestra vida de fe y es buen momento para sentirnos amados y poder amar a los demás, así como Cristo nos amó”.

El Financiero

Arriba
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!