Virus de Marburgo: Qué es y cuáles son los síntomas; esto es lo que sabemos

La enfermedad provocada por el virus es grave y tan mortífera como el Ébola, ya que la tasa de letalidad media gira en torno al 50%

Fue e pasado lunes 9 de agosto cuando las autoridades sanitarias de Guinea, occidente de África, confirmaron el posible caso en el sureste del país de la fiebre hemorrágica de Marburgo, un virus similar al Ébola, del cual ya habían alertado el pasado 6 de agosto.

«El caso probable de fiebre de Marburgo diagnosticado el martes 3 de agosto, ha sido reconfirmado por el Instituto Pasteur de Dakar (Senegal) el lunes 9 de agosto», lugar a donde se envió una muestra después de confirmarse en dos laboratorios nacionales, informó esta semana en un comunicado el ministerio de Salud guineano.

«La investigación iniciada desde el 5 de agosto en torno al caso no ha revelado ningún caso sospechoso de fiebre de Marburgo«, añadió el ministerio al señalar que, sin embargo, 155 contactos del confirmado «son objeto de un seguimiento diario» que tendrá una duración de 21 días.

Te puede interesar: Mandan a cuarentena a 440 niños tras inicio de clases en Florida; contagios se disparan

El paciente murió y desde entonces las autoridades sanitarias han comenzado a rastrear a todas las personas que pudieron haber estado en contacto con el paciente, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS). En esta semana ya se han registrado brotes del virus Angola, el Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda. El organismo destacó que el patógeno pertenece a la familia Filoviridae (filovirus), la misma que la del Ébola.

¿Qué es el Virus de Marburgo y cuáles son sus síntomas?

La OMS destacó que aunque el Ébola y la enfermedad por virus de Marburgo son causadas por patógenos diferentes, son dos padecimientos desde el punto de vista clínico. La enfermedad provocada por el virus es grave y a menudo mortal, ya que la tasa de letalidad media gira en torno al 50%.

La fiebre de Marburgo es tan mortífera como el Ébola y se estima que en África ha sido responsable de la muerte de más de 3 mil 500 personas; es causada por el virus de Marburgo, de la familia filoviridae, la misma a la que pertenece el Ébola. La enfermedad, para la que no hay vacuna ni tratamiento específico, fue detectada en 1967 en la ciudad alemana de Marburgo -de ahí su nombre- por técnicos de laboratorio que resultaron infectados cuando investigaban a monos traídos de Uganda.

El padecimiento provoca hemorragias repentinas y puede producir la muerte en pocos días, con un período de incubación de 2 a 21 días y una tasa de mortalidad de entre el 24 % y el 88 %. No obstante, una administración rápida de tratamiento sintomático y rehidratación mejoran la supervivencia de quienes se contagian con el patógeno. Algunos de los síntomas de esta enfermedad provocada por este patógeno son fiebre y dolores musculares, incluso algunas personas llegan a sufrir hemorragias en cavidades como orejas y ojos.

Hasta el momento la OMS ha informado que los huéspedes naturales del virus de Marburgo son los murciélagos de la fruta Rousettus aegyptiacus, de la familia Pteropodidae. El organismo dio a conocer que el salto del patógeno de los murciélagos a los humanos se da en ocasiones por la exposición prolongada a minas o cuevas habitadas por esos animales, aunque también puede ocurrir si la persona entra en contacto con alguna ruta contaminada por esa especie.

Partiendo de esto, el virus se transmite de persona a persona a través de contacto directo (mediante la piel lesionada o de las membranas mucosas) con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de personas infectadas; se destaca también que un posible contagio se puede dar gracias al contacto con superficies y materiales contaminados con esos fluidos.

El Heraldo de México

Más artículos
Más de un millón de burócratas regresan a trabajar en oficina el lunes 2 de agosto
error: Alert: ¡¡El contenido está protegido !!